La importancia de los catalizadores

08 / 02 / 2022

Marketing

Entender cómo funcionan los catalizadores y cómo resolver los problemas y reparar estos componentes tan útiles, así como revolucionarios, es una habilidad básica que deben tener los mecánicos de automóviles. Este mes, nuestro equipo nos ofrece un exhaustivo estudio sobre el funcionamiento, vida útil y fallos más comunes de los catalizadores.

¿Cómo funcionan los catalizadores?

La función principal de un catalizador es convertir las emisiones nocivas de los motores, como el monóxido de carbono y varios óxidos nítricos, en gases menos tóxicos como el dióxido de carbono y el vapor de agua mediante reacciones químicas.

Los catalizadores utilizan metales preciosos como el platino, el paladio y el rodio, que reaccionan a altas temperaturas y aceleran las reacciones químicas.

Estos metales se utilizan como revestimiento en el interior de la estructura de panal del catalizador para aumentar la superficie. Cuando entran en contacto con los gases de escape, se produce una reacción química que descompone los gases nocivos y los convierte en formas menos tóxicas.

El número de catalizadores utilizado en cada vehículo variará en función del tipo de vehículo y el número de tubos de escape que posea.

Los coches de alta gama, por ejemplo, utilizan dos catalizadores en secuencia para reducir al mínimo las emisiones nocivas, mientras que los vehículos con más de un tubo de escape emplean varios catalizadores en paralelo (uno por cada tubo de escape).

Sin embargo, la mayoría de los vehículos solo presenta un catalizador en su sistema de escape.

¿Cómo detectan los mecánicos de automóviles un catalizador defectuoso?

Estos componentes suelen durar hasta 10 años y la mayoría de los propietarios de vehículos no se ven obligados a reparar o sustituir estas piezas.

Dicho esto, los catalizadores pueden deteriorarse o su eficacia puede verse reducida por diversos motivos, como una mezcla de aire/combustible ineficaz, bujías y sensores de oxígeno defectuosos, o una sincronización incorrecta del motor.

En la mayoría de estos casos, los catalizadores se sobrecalientan y se derrite la estructura de panal interna, lo que reduce su eficacia operativa.

Los catalizadores también se pueden obstruir total o parcialmente debido a las fugas de anticongelante o aceite provocadas por una junta de culata rota, unas juntas de válvula dañadas o unos pistones desgastados.

Hoy en día, existen varias señales reveladoras de un catalizador defectuoso que puede tener en cuenta para un diagnóstico más eficaz y preciso.

Falta de aceleración

El motor depende de un flujo eficiente de los gases de escape a un nivel óptimo de funcionamiento. Un catalizador bloqueado puede restringir el flujo de los gases de escape, dificultando el rendimiento del motor.

Consumo elevado de combustible

Un consumo elevado de combustible es un efecto secundario de una mala aceleración: para obtener una mayor aceleración, el motor inyecta más combustible de lo habitual en los pistones, provocando un mal rendimiento del combustible.

Ruidos metálicos

Los mecánicos pueden detectar un ruido metálico en un determinado vehículo en ralentí o en marcha si el catalizador está roto. Las piezas metálicas desprendidas de la estructura de panal pueden introducirse en el motor a través del amortiguador, provocando que el vehículo se cale.

Testigo del motor encendido

Buena parte de los vehículos actuales incluyen sensores de oxígeno que controlan la eficiencia del catalizador. El sensor activará el testigo del motor si el catalizador está dañado o funciona a un nivel inferior al óptimo.

Gases de escape con olor a huevo podrido

La gasolina suele contener pequeñas cantidades de azufre, que se convierte en sulfuro, cuyo olor característico es a huevo podrido durante el proceso de combustión. Los catalizadores disimulan este olor al convertir el sulfuro en dióxido de carbono, que es inodoro. Las unidades defectuosas fallan en este proceso de conversión.

¿Cuál es la mejor forma de arreglar los problemas relacionados con los catalizadores?

El mejor método que pueden seguir los mecánicos para arreglar los problemas relacionados con los catalizadores es sustituir las unidades antiguas por nuevas. Sin embargo, si un catalizador no está dañado físicamente, es posible recuperar su eficacia mediante una limpieza.

Los técnicos pueden también aconsejar a sus clientes que utilicen combustibles sin plomo, que mejoran la eficacia del proceso catalizador.

La optimización del uso de los catalizadores es crucial para la lucha contra el cambio climático.

En lo que respecta a los vehículos actuales, los catalizadores desempeñan un papel crítico a la hora de garantizar que el vehículo cumple las normas sobre emisiones y minimizan el impacto ambiental que el sector del transporte tiene en el planeta.

Como tal, la solución de problemas y la reparación de catalizadores es una habilidad que los mecánicos pueden mejorar para contribuir a la sostenibilidad del sector.