Desglose de los códigos de avería

11 / 12 / 2019

Marketing

Los técnicos de automoción utilizan los códigos de avería para identificar problemas asociados a un vehículo, lo cual facilita mucho la localización del fallo. 

A través de la informatización y una tecnología de vehículos mejorada, tan pronto como se detecta el fallo, los códigos de avería se almacenan en la memoria de un módulo a bordo. Si el fallo es crítico o está relacionado con las emisiones, se ilumina el testigo de avería del motor (MIL). 

Con la ayuda de un equipo de diagnóstico conectado al conector de transmisión de datos de 16 terminales, un técnico puede extraer información de los códigos de avería y observar estadísticas a tiempo real, como la velocidad del vehículo y el motor. 

Estos códigos de avería, generados por los módulos a bordo, pueden proporcionar información vital para localizar el fallo. 

No obstante, para diagnosticar totalmente el problema de un vehículo, puede que sea útil saber cómo se forma un código de avería para localizar qué problemas existen y dónde están localizados. 

Los organismos reguladores responsables de la aprobación y normalización de los códigos de avería en el sector del motor son la Sociedad de Ingenieros de Automoción (SAE) y la Organización Internacional de Normalización, conocida por sus siglas en inglés, ISO. 

Desde finales de 1995, ambos organismos han trabajado estrechamente con los fabricantes de vehículos para establecer normas y protocolos aplicables a diagnósticos a bordo (OBD). 

Con la introducción de OBD-II en 1996, todos los casos de la configuración de códigos de avería estándar comienzan por una letra. Por lo tanto, si dividimos el vehículo en cuatro grupos (B-carrocería, C-chasis, P-tren de transmisión, U-red del usuario), se le asigna una letra que hace referencia a cuál de los cuatro grupos se refiere el código de avería. 

Por ejemplo, el código de avería P0117 indica que ha sido al grupo del tren de transmisión del vehículo al que se le ha preguntado para adquirir el código de avería. 

Una vez que es obvio el grupo que hay que inspeccionar, el segundo carácter del código de avería, identificable por un 0, 1, 2 o 3, revelará si es un código de avería controlado por SAE/ISO o por el fabricante (consulte la tabla que se adjunta). 

Los códigos de avería de SAE e ISO son universales y, por lo tanto, la mayoría de los fabricantes que siguen el acuerdo de OBD-II los han adoptado. 

De forma simultánea, como algunos vehículos incluyen diferencias de sistema en el diseño y estrategia, se han establecido disposiciones que permiten a los fabricantes utilizar códigos de avería adicionales cuando no hay disponible ningún código de avería controlado por SAE/ISO. 

Basándonos en el ejemplo anterior de P0117, es aparente que el fallo se encuentra en el tren de transmisión y es un código de avería controlado por SAE/ISO. Si observamos el tercer carácter del código de avería sabremos qué zona requiere inspección. Al dividir los sistemas del vehículo en categorías y numerarlos del 0 al 9, es evidente que los componentes controlados por el sistema de gestión del motor (en este caso, el sensor de temperatura del líquido refrigerante del motor) requieren ser inspeccionados si se aplica el código de avería P0117. 

Finalmente, los caracteres cuarto y quinto nos indicarán la información restante de la composición del fallo. 

Existen numerosas variables y pueden representar el número de un cilindro o de la hilera de cilindros, si el fallo es intermitente o permanente, señal de entrada alta o baja, o incluso un circuito abierto o cortocircuito. 

Si utilizamos como ejemplo el mismo código de avería P0117, los caracteres cuarto y quinto sugieren una entrada baja y si toda la información anterior está consolidada, esto demuestra que el fallo se localiza en el tren de transmisión, es un código de avería controlado por SAE/ISO, almacenado en el sistema de gestión del motor con una señal de entrada baja del sensor de temperatura del líquido refrigerante del motor. 

Para facilitar aún más el proceso de localización de fallos, el código de avería convencional de 5 caracteres podría incluir dos caracteres más al final. Estos dos caracteres adicionales ofrecen múltiples posibilidades para indicar el tipo de fallo de forma consecuente. Un código de avería P0117 con un 07 adicional implica un fallo mecánico. 

Un mayor conocimiento sobre cómo se forma un código de avería puede ofrecer al técnico un mejor entendimiento sobre cómo abordar el fallo del vehículo. 

Con cualquier diagnóstico, los componentes no deben reemplazarse únicamente con referencias de códigos de avería. 

Debe consultarse el esquema eléctrico del vehículo y deben tenerse en cuenta los componentes circundantes antes de sustituir cualquier pieza. 

Lo más importante que se debe recordar es que los códigos de avería no son la respuesta al problema, son simplemente un punto de inicio para localizarlo. 

El módulo de códigos de avería integrado de Autodata permite a los usuarios buscar rápidamente miles de códigos y resultados de los equipos originales, así como problemas y reparaciones adicionales comunes relacionadas con estos códigos. Esto se refuerza al ampliarse de forma constante los códigos de avería desde las definiciones genéricas de SAE/ISO a las definiciones específicas del fabricante: de esta forma se le proporciona al taller la información más útil y precisa. 

 
Para obtener más información, visite staging.mw.autodata-group.com