Repercusión de la COVID-19 en el mercado de los repuestos de automóvil

17 / 08 / 2020

Marketing

Los efectos continuos de la COVID-19 en el sector de la automoción encarnan un problema que abarca todos los ámbitos y afecta al mundo entero. Con el fin de proteger aún más la salud y la seguridad de los empleados, varias empresas han optado por trabajar desde casa en la medida de posible. En el caso de quienes vuelven ahora a la oficina, muchos recurren a sus vehículos personales para desplazarse en lugar de al transporte público.

Se trata de una señal positiva para el mercado de repuestos de automóvil después de los descensos iniciales observados en los volúmenes de trabajo de los talleres de reparación o de chapa y pintura, derivados de un número muy inferior de viajeros en la carretera y de la cancelación de los planes de viaje por parte de muchas familias. A la vez que la gente sigue cambiando sus hábitos de conducción y de vida, puede que los talleres que no hayan empezado aún a actualizar sus modelos de negocio se estén quedando ya muy atrás.

En el mes de abril, en el seminario web de Solera «COVID-19: What’s Now and What’s Next», el director de negocios internacionales de Solera, David Shepherd, explicó que el sector se enfrenta a retos sin precedentes para los que muy pocas empresas estaban preparadas. «Estamos siendo testigos, en todo el Reino Unido, de una reducción de los volúmenes de hasta el 70 %. En otras partes de Europa, el descenso ha alcanzado el 80 o 90 %», afirmó.

Puesto que las fechas de vencimiento de las inspecciones técnicas de vehículos (ITV) se han ampliado durante seis meses para aquellas que debían realizarse a partir del 30 de marzo de 2020, aún hay menos motivos para que los conductores visiten los talleres con vistas a una revisión previa a esta prueba. Sin embargo, algunos talleres y empresas de gestión de flota han percibido un aumento de la demanda a domicilio de estos servicios.

Solera Autodata ha realizado un seguimiento de las estadísticas relacionadas con la COVID-19 a escala internacional a través de Autodata, su solución de datos técnicos en línea utilizada por más de 85 000 talleres de 132 países.

Se produjo una caída en el volumen de trabajo de los talleres a escala internacional a partir de la segunda semana de febrero. A nivel mundial, la semana menos activa para los talleres fue la del 6 de abril, y los usuarios activos que buscaron datos técnicos disminuyeron en un 44 % con respecto a la primera semana de febrero. Durante el mismo período, el uso general de la cuenta disminuyó un 38 %, lo que indica que algunos de los grandes talleres multiusuario habían enviado a su personal a casa o escalonado las horas de trabajo.

Los países más afectados fueron Nueva Zelanda, Sudáfrica, España y Francia, todos ellos con descensos en la actividad de los talleres superiores al 50 %.

País Descenso entre 3 de febrero y el 6 de abril
Nueva Zelanda 80%
Sudáfrica 68 %
España 59 %
Francia 52 %
Irlanda 44 %
Noruega 44 %
Bélgica 43 %
Reino Unido 42 %
Suecia 33 %
Grecia 33 %

* Se excluyen los territorios y las colectividades de ultramar.

El tiempo total que los talleres pasaron en línea para acceder a los datos también se redujo drásticamente desde que comenzó la crisis. La semana del 3 de febrero representó un pico con respecto al tiempo registrado de investigación de datos técnicos de reparación. Durante la semana del 6 de abril, había bajado un 61 %. Sin embargo, desde entonces, el sector ha percibido un aumento de esta cifra casi hasta alcanzar los niveles anteriores a la COVID: la semana del 8 de junio fue comparable al comienzo de febrero en cuanto al tiempo empleado por los talleres de automoción en acceder a los esquemas eléctricos, programas de revisión y otra información de Autodata en línea.

Con todo, aunque Michael Landless, jefe de producto de Autodata, es optimista sobre la tendencia al alza, advierte que estos datos no deben interpretarse como señal de una recuperación total de los talleres.

«Esto podría reflejar cuestiones técnicas más complejas que saldrán a la luz en los talleres como resultado de que los vehículos hayan permanecido inactivos o infrautilizados durante el período de confinamiento».
En general, los usuarios activos de Autodata se han recuperado en casi el 98 % con respecto al total anterior a la crisis y las páginas vistas se sitúan actualmente en el 94 %. Algo de esto refleja la nueva aceptación del producto Autodata, ya que los talleres exploran las herramientas en línea para adaptarse a la «nueva normalidad».

«Llevo mucho tiempo en este sector y siempre me he sentido orgulloso de pertenecer a él, pero en estos momentos lo estoy más que nunca», dijo Shepherd. «Cada día conocemos diferentes ejemplos de compañeros que se unen de todos los ámbitos del sector: aseguradoras que trabajan en estrecha colaboración con talleres de reparación o talleres que trabajan junto con empresas de repuestos. La clave es la comunicación digital, sin contacto de ningún tipo. Creo que observaremos una aceleración de lo digital y el punto de partida ha de ser el mercado de repuestos».

Autodata ha seguido mejorando su oferta en línea: se han añadido 427 nuevas variantes de vehículos y 10 245 actualizaciones de información técnica sobre automóviles, vehículos comerciales ligeros y motocicletas desde el inicio del confinamiento.

A medida que el mercado continúa en transición hacia una nueva normalidad, puede confiar en Autodata para que le proporcione la información autorizada y el respaldo que su taller necesita.