Louise Cook, que cuenta con el patrocinio de Solera Autodata, sube hasta la sexta posición tras la etapa española del WRC3

Las condiciones meteorológicas y el fallo de algunas piezas conspiraron
para que no ganase la etapa

 

Louise Cook, participante en el WRC3, ascendió hasta la sexta plaza (59 puntos) tras cuatro extenuantes jornadas en Cataluña. La conductora británica, que cuenta con el patrocinio de Solera Autodata, tuvo que batallar contra el empeoramiento de las condiciones meteorológicas en la pista de barro, asfalto y gravilla, para que al final dos inesperados fallos de componentes la hicieran detenerse en una carrera que completó con un buen rendimiento.

Louise declaró: «Nuestra preparación inicial fue muy bien; completamos satisfactoriamente dos vueltas de reconocimiento y el equipo estaba muy contento con nuestro progreso. Sin embargo, los fallos de los componentes y las condiciones meteorológicas adversas conspiraron contra nosotros, lo que implica que la cuarta plaza será la mejor posición que podamos lograr este año. Esto nos lleva a reflexionar sobre lo que podríamos haber conseguido».

Louise había llegado a ocupar la segunda posición antes de experimentar problemas en una etapa de 40 km sobre gravilla y asfalto que la obligó a retirarse para encontrar y reparar el fallo. Localizado en un conector suelto del sistema de cableado del motor que va al sensor de la bomba de combustible de alta presión, se reparó el coche y Louise se reincorporó a la carrera.

En esta etapa, aún tenía oportunidad de ganar, puesto que los rivales más cercanos cometieron errores. No obstante, las penalizaciones de tiempo acumuladas conllevaron que Louise tuviera la desventaja de salir la antepenúltima en la carrera y batallar sobre una pista llena de baches provocados por los conductores que iban delante.

El domingo, el tiempo mostró una ligera mejora y, a pesar de que el motor comenzó a despedir un denso humo procedente de una explosión del turbocompresor, Louise completó las dos etapas restantes. Louise comentó: «A pesar de los retos, nos las arreglamos para terminar el Rally de España, todo un logro, puesto que estuvimos cerca de no hacerlo. Si volvemos a España el año que viene, espero que sea más benévola con nosotros».

La etapa final del WRC3 tendrá lugar este mes en Australia, entre el 15 y el 18 de noviembre de 2018.