IMPORTANT: Due to global Microsoft outages caused by CrowdStrike software issues, we are currently experiencing disruptions. We apologize for any inconvenience and appreciate your patience as we work to restore full functionality.
IMPORTANT: Due to global Microsoft outages caused by CrowdStrike software issues, we are currently experiencing disruptions. We apologize for any inconvenience and appreciate your patience as we work to restore full functionality.
Skip to main content
Junio 27, 2017

Obtención de códigos de avería con Autodata

Con la correcta herramienta de diagnóstico puede usted hacer que su taller ahorre un tiempo valioso y sus clientes ahorren dinero, lo que ayudará a reforzar la relación con el cliente y a fomentar la rentabilidad.

Hace 16 años no existía uniformidad en cuanto a cómo se mostraban los códigos de avería o cómo se recopilaban estos códigos en los vehículos. Cada fabricante desarrollaba sus propios sistemas exclusivos; algunos con códigos de uno o dos dígitos, mientras que otros más completos disponían de sistemas de codificación de tres y cuatro dígitos. En muchos casos, en los sistemas antiguos, los códigos de avería se podían visualizar conectando un comprobador LED o un cable de conexión a dos clavijas del conector de transmisión de datos (DLC) y después se contaban los parpadeos del LED o del testigo de averías (MIL). Esta falta de consistencia entre los fabricantes dificultaba mucho los diagnósticos y hacía que los mecánicos perdieran mucho tiempo.

Hoy en día parece que lo tenemos más fácil. Existen más de 50 lectores de códigos de avería en el mercado que nos ayudan a realizar el diagnóstico de los fallos de un vehículo.  Aunque los lectores de códigos son herramientas de gran ayuda, comprender los códigos de avería puede seguir siendo una tarea complicada. A menudo, los códigos de avería indican el área de un fallo, más que el fallo en sí. Muchos mecánicos han cometido el error de invertir mucho tiempo y de sustituir sin más algún componente por la identificación de un código de avería concreto, para después descubrir que el problema persiste y que se sigue mostrando el mismo código en el lector.

Por ejemplo, un lector de códigos ha identificado el código de avería P1102, que normalmente indica un problema en el radio de acción o un problema de funcionamiento del sensor de flujo de la masa de aire (MAF). Se deben comprobar muchos factores antes de sustituir cualquier pieza. Primero hay que comprobar las lecturas del MAF, después la integridad del cableado. En este caso, ambos están en orden, así que hay que realizar una comprobación de fugas de aire. Finalmente el mecánico ha encontrado una fuga de aire que era la causante de las incoherencias de las lecturas del sensor de flujo de masa de aire con el módulo de control del motor y generaba el código de avería. Si se hubiera sustituido el sensor de flujo de masa de aire al primer signo de problema, el taller o el cliente podrían haber perdido unos cientos de euros y el fallo seguiría estando presente.

Es importante comprender que los códigos de avería no siempre diagnostican fallos directos. Todo lo contrario; a menudo ofrecen pistas sistemáticas que requieren la combinación de conocimientos técnicos e investigación para su resolución. 

Hay más de 79.000 códigos de avería disponibles en el módulo específico de códigos de avería. Ofrece a los mecánicos toda la información básica para el diagnóstico, como la conexión y el acceso al conector de transmisión de datos, la identificación de/los sistema(s) relacionado(s) con cada código de avería e informa a los mecánicos sobre cuáles pueden ser los posibles fallos. La correcta combinación de herramientas de diagnóstico puede ayudar a los talleres a ahorrar un tiempo valioso evitando trabajos necesarios por cuenta del cliente. Para obtener más información sobre los diagnósticos con Autodata y para probar Autodata hoy mismo, visite staging.mw.autodata-group.com.

Share this article: